Entradas

El Diario: 104 años y el saqueo de sentido

Imagen
Escribe Julián Stoppello De la Redacción de Entre Ríos Ahora.

El primer aniversario lo vi por televisión. Lo transmitía en vivo un canal local. Si aceptara el filtro de la distancia, del tiempo, con algo de ironía –que no suele ayudar en nada- seguro podría decir otras cosas de esa fiesta, pero en aquel momento yo sé que me pareció algo importante, tanto como para que un canal local hiciera un esfuerzo inusual y transmitiera en vivo. Eso se notaba y se notaban muchas luces y un aire de solemne orgullo.

Podía ser el 80 aniversario. Yo tenía entonces 17 años y estaba por empezar a estudiar Comunicación Social. El Diario, con su lema “Institucionalizar el país”, representaba la portada de una expresión social que estaba justo del otro lado de cada una de las consignas que me simpatizaban. Pero era un edificio, una institución y una visión de una provincia que se pretendía, desde esas páginas, más seria de lo que en verdad era. El Diario era más serio que los gobiernos, más prolijo que el E…

Sol de mayo

Imagen
Escribe Julián Stoppello de la Redacción de Entre Ríos Ahora.

Las palomas no avanzan, se ven detenidas como manchas amorfas o piedras flotando en el aire enfermo de la tarde. Están tiesas en el cielo engripado. Si uno se fija con atención, se revelan las redes y la muerte. Los hilos invisibles cubren el ingreso aéreo del edificio estatal para evitar la mierda en el patio y en los pasillos. No hay olor ni mugre, pero ahí están los bichos enredados en la desgracia y el cielo es un pedacito, también, de apocalipsis.

Puedo exagerar. Sucede que mayo es un mes difícil. Pienso que esa percepción  viene desde la escuela. Ya habías entrado al año de un envión, estabas rozando la mitad, pero todavía no te acostumbrabas al ritmo, ni al clima, ni a la maestra, ni a la lluvia. Asomaban los exámenes y la semana de Mayo. Las imágenes para recortar de la revista Anteojito. La mañana que amanecía del color de la noche. Ese olor a humedad, las escaleras líquidas, las barandas pegajosas y las manchas amar…

Los chicos, la web y el "Cambalache" de Discépolo

Imagen
“ … la mitad de los adolescentes que asiste a colegios porteños no distingue entre una información y un contenido patrocinado, o sea, publicitario; 8 de cada 10 eligen la primera página que encuentran cuando realizan una búsqueda informativa, el cincuenta por ciento admite utilizar sólo una página de la web, sin cotejar lo que aparece allí con ninguna otra página o fuente, y otro porcentaje idéntico se dirige al sitio “más conocido”, rigiéndose apenas por su popularidad, sin tener en cuenta la seriedad o la veracidad de sus contenidos (....). Es decir, muy poca reflexión y una escasa actitud crítica a la hora de informarse por internet".
Silvia Fesquet
[Los chicos, la web y el “Cambalache” de Discépolo| Clarín]
Poca reflexión y escasa actitud crítica se verifica a la hora de informarse por internet.

En medio de las turbulencias económicas de los últimos días, el informe pasó algo inadvertido. Sin embargo, sus conclusiones revelan una serie de datos a tener en cuenta hoy y, sobre tod…

La Argentina otra vez de nuevo

Imagen
Por MARTÍN CAPARRÓS11 de mayo de 2018 Volver al artículo principalComparte esta páginaShareTweetEmail Continue reading the main storyFoto El presidente de Argentina, Mauricio Macri, anunció a la nación el 8 de mayo el inicio de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional para obtener una línea de crédito.CreditAgence France-Presse — Getty Images

En la espera, el tiempo se padece

Imagen
Las máquinas venían a aliviar el suplicio de las colas, pero quizá lo han agravado; son, a veces, una muralla que se alza ante el cliente. Publicado en La Nación / Escribe Emilse Pizarro / 15 de abril de 2018   ¿Cliente o no cliente? Así, sin más, pregunta la máquina a pocos metros de la puerta de entrada. Este es nuestro primer contacto. Soy cliente, claro. Le dejo dinero al banco por hacer nada: yo misma transfiero desde mi cuenta a otras cuentas y entre las mías. Yo deposito mis pesos y le doy mis datos a quienes deben depositarme. Es mi sueldo el que se acredita allí y quién sabe qué hacen con ese dinero. Soy yo quien deposita los cheques en el cajero automático y es el banco el que se queda con un porcentaje. Que no es el banco, me dirán los amantes de los detalles. Bueno, uno hace lo que puede y en esas reducidas posibilidades se odia a lo más próximo. Que sí, que sí, que soy cliente. Tipeo mi documento nacional de identidad y la máquina me devuelve un ticket: "G 037"; …